+34 664 484 848
info@alquilerprotegido.es

El Alquiler, un negocio en alza para los nuevos tiempos del sector inmobiliario

El Alquiler, un negocio en alza para los nuevos tiempos del sector inmobiliario

Históricamente, en España el alquiler ha sido un remedio en tiempos de crisis, mas que una forma de inversión. Actualmente, a raíz de los cambios en la coyuntura y a la reactivación del sector, el alquiler cobra protagonismo dejando de ser solo una solución al problema habitacional derivado de la crisis, para convertirse en un negocio rentable.

Está claro que existe un aumento notable del interés de los españoles por alquilar y la tendencia, lejos de ralentizarse, se estima que continuará incrementándose en los próximos años. Aunque en España aún nos encontramos por debajo de la media europea, estamos en niveles más altos que hace unos años.

Dinamización y profesionalización del mercado del alquiler

Acompañando el incremento del precio medio de la vivienda de alquiler, (las estimaciones indican que se ha incrementado en un 15% el pasado año), el sector ha experimentado un aumento de las operaciones. Actualmente, los datos indican que el 22% del parque de viviendas está destinado al arrendamiento, y se espera que continúe incrementándose hasta rondar el 30% del total de inmuebles.

Con la dinamización de un sector que estuvo estancado por muchos años, se hace necesaria la profesionalización del sector y una mejora del marco de regulación que dé garantías a todas las partes. De esta manera, es fundamental para la estabilidad del sector del alquiler, que los inversores se vean respaldados por la normativa ante problemáticas como impagos de la renta, vandalismos, etc.

Proteger al propietario

El propietario que invierte en un inmueble para alquilar, necesita de un marco legal que le dé garantías y seguridad sobre la rentabilidad que pueden obtener con su inversión.

Por ello, garantizar los derechos de los propietarios de inmuebles en alquiler ha sido desde sus inicios el objetivo prioritario de “Alquiler Protegido”. Así, entre los compromisos que adquiere con los clientes, se encuentran los de efectuar la selección de inquilinos a través de requerimientos de solvencia y viabilidad, gestión de cobro de renta garantizado durante los cinco primeros días del mes, seguro de viviendas y edificios y la optimización de habitabilidad de los inmuebles. En cuanto al plazo de tiempo que suelen requerir para localizar a nuevos inquilinos, sitúan la media en 15 días.