Alquiler Protegido propone un negocio único y diferenciador

Alquiler Protegido - 15 de octubre del 2014

Protección, garantía, calidad, economía y, sobre todo, tranquilidad son los valores que ofrece a sus clientes Alquiler Protegido. Y también las razones que nos han convertido en una empresa pionera y eficaz en el sector del alquiler de inmuebles en España, especializada en la protección integral al propietario que desea alquilar su vivienda.

 

Como conocedores y expertos de la realidad del mercado inmobiliario actual, de sus carencias y de sus ventajas, Alquiler Protegido ha desarrollado una metodología propia para la comercialización y gestión de arrendamientos, basada en unas herramientas de gestión, tecnológicas y de comunicación, que garantizan la satisfacción del cliente y la rentabilidad de la actividad.

 

Alquiler Protegido realiza la búsqueda del inquilino ideal, analizando su solvencia para ofrecer al propietario confianza y tranquilidad, y logra arrendar cada inmueble en un plazo aproximado de 15 días. Y lo más importante: garantiza al propietario el cobro de todas y cada una de las rentas y, si se diera el caso, tramita el desahucio del inquilino e indemniza al arrendador los posibles destrozos o actos vandálicos.

 

Alquiler Protegido ofrece su servicio a particulares, entidades bancarias con oferta inmobiliaria, fondos de garantía, multipropietarios y promotoras de vivienda. Hemos diseñado un producto único para cada tipo de cliente.

 

Cinco centros operativos propios en la Comunidad de Madrid prueban el éxito de negocio de Alquiler Protegido y sirven de punto de partida al lanzamiento de nuestra actividad en franquicia.


De nada sirve emprender una aventura empresarial si no se tienen las herramientas ni los conocimientos adecuados para gestionarla debidamente. Alquiler Protegido garantiza un plan de formación y una asistencia continuada a través de un equipo multidisciplinar especialista en cada una de las áreas que afectan a la gestión del negocio. Transmitir adecuadamente el ‘know how’ de la franquicia, así como la sistematización de cada uno de los procesos de gestión, es uno de los objetivos principales de Alquiler Protegido.

 

El plan de formación se estructura sobre una duración mínima de cinco días en los que el franquiciado recibirá conocimientos teóricos y prácticos; estos últimos, a través de situaciones absolutamente reales, como la firma de un contrato o la captación de un inmueble. La formación aborda un completo temario basado en aspectos como la promoción y la captación de inmuebles, la publicación web, la administración de oficina, la coordinación de equipo, la tramitación y realización de firmas o la gestión con el departamento de seguros, entres otros muchos aspectos.

 

Además, el franquiciado contará con asistencia a la apertura de su negocio, asesoramiento continuo, y la entrega de manuales, fichas, contratos y demás documentos necesarios para gestionar su oficina de Alquiler Protegido.

 

Formación AP